Revisión de plantillas u Ortesis plantar:

El uso habitual de las plantillas conlleva un desgaste y merma normal de las cualidades de los materiales empleados en su elaboración debido al sometimiento de las fuerzas de presión y tracción ejercidos sobre los mismos bien en un uso cotidiano o con la práctica deportiva.

A pesar de este deterioro normal se recomienda el uso diario de las plantillas para conseguir un buen equilibrio y bienestar en el paciente durante el mayor tiempo posible. Y en el caso de las plantillas correctivas infantiles para conseguir la mejor evolución en el menor tiempo posible de tratamiento.

Una vez entregadas las plantillas se aconseja al paciente una primera revisión de control del tratamiento al mes de uso así como posteriores revisiones cada seis meses con el fin de valorar el caso clínico y el estado de las plantillas. Estas revisiones son muy importantes para asegurar la efectividad en el tratamiento.

En estas revisiones se valora el caso clínico así como el deterioro normal de las plantillas, pudiéndose realizar nuevos ajustes en las plantillas, prolongándose así la vida útil de las mismas sin necesidad de confeccionar de forma obligatoria plantillas nuevas en cada revisión salvo en los casos en el que el deterioro sea muy evidente.

En el caso de las plantillas infantiles, por el crecimiento normal del pie del niño y la continuidad en el tratamiento correctivo se requiere por regla general la elaboración de un nuevo par de plantillas anualmente.